domingo, 23 de julio de 2017

Titanes del imperio (Británico)

José Pablo Feinmann
Publicado el 23 de julio de 2017

Los imperios han requerido el servicio de hombres excepcionales. Y de todo tipo: aventureros, corsarios, piratas, diplomáticos, políticos, coroneles, generales, escritores, etc. Fue excepcional el modo en que sirvieron al imperio y el cruce entre sus pasiones personales y el poder y la gloria del mismo. Por tomar algunos ejemplos referidos al bloque británico podríamos, azarosamente tal vez, tomar el caso del general Gordon[1]. Gran Bretaña no confiaba mucho en este soldado ambicioso, espectacular. Gladstone, que era por entonces primer ministro, lo creía un héroe y los héroes, según decía, son peligrosos para administrar la corona de su graciosa majestad, en este momento la reina Victoria, de larga permanencia en el trono y cuyo nombre bautizaría una época, la victoriana. Pero Gordon tiene un enemigo terrible, que ha amenazado con volar el Canal de Suez, nada menos. Se trata de El Mahdi, un caudillo popular que se siente convocado por Alá para derrotar a Gordon, símbolo del orgullo del imperio y su derecho de ocupar todas las tierras alentado por su misión civilizatoria. Eso que Rudyard Kipling [2[llamó “la pesada carga del hombre blanco”. Charles George Gordon termina sitiado en la ciudad de Karthoum. Ahí resiste. Los guerreros de El Mahdi son cada vez más numerosos y los refuerzos –que Gladstone envió tardíamente, y porque Victoria lo apuró– no llegan. Gordon es derrotado, las tropas de “el elegido” arrasan la ciudad de Karthoum y se produce la escena con que gusta exhibirse la grandeza de este impecable general del imperio. Dicen que Gordon se vistió de gala y salió a enfrentar a los guerreros triunfantes. Apareció por una escalera y empezó a descender hacia sus enemigos. Dicen que se produjo un silencio absorto y espeso, admiraron su coraje quienes vacilaban en matarlo. Por fin, sí. Lo mataron con una lanza y Gordon murió como si fuera un humano cualquiera. El imperio lo lloró adecuadamente. El Mahdi fue derrotado poco tiempo después.

Marco Aurélio García, el maestro de la unidad sudamericana

Martin Granovsky
Publicado el 23 de julio de 2017

El asesor internacional de Lula y Dilma murió en San Pablo justo cuando sesionaba en Mendoza la Cumbre de los Pueblos. Aquí va el perfil político y personal de un personaje clave para la historia de América latina.

El nacionalismo árabe: Gamal Abdel Nasser y la Revolución del 23 de julio de 1952

Resultado de imagen para Gamal Abdel NasserNayef Hawatmeh
Publicado el 30 de octubre del 2003
Nayef Hawatmeh es secretario general del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP). Reflexiona sobre la vida y obra de Nasser. La Revolución del 23 de Julio: logros y errores. La realidad árabe: crisis, retrocesos y no soluciones.

sábado, 22 de julio de 2017

El turismo de la violencia en Israel

Leandro Albani

“En dos horas no puedes convertirte en un profesional, pero damos a los visitantes la conciencia de lo que significa mantener tu vida a salvo, a tu comunidad y a tu familia”, dice Sharon Gat con una sonrisa brillante que resplandece por los territorios palestinos ocupados, donde ahora pisa este coronel de reserva del Ejército de Israel.

La posverdad es la continuación de la manipulación, por nuevos medios.


La frase original de Carl von Clausewitz rezaba: “La guerra es la continuación de la política, por otros medios”. Con ello, el estratega militar prusiano, quería recalcar la importancia de la “inteligencia” d entro de las campañas militares, durante el periodo decisivo para la conformación de Alemania, entre finales del siglo dieciocho y principios del diecinueve. La idea de Clausewitz era que l as pasiones populares (odio, deseo de venganza, xenofobia, racismo), se tenían que instrumentar y conducir a través de la estrategia militar, en favor de los intereses de la clase dominante (lo que Clausewitz llama Inteligencia o Política). La mayor manifestación de este encauzamiento del odio popular se da dentro del fenómeno del nazismo, entre 1932 y 1945, por medio de la “Propaganda”. C ampañas intensas que, a través de todos los medios de comunicación de aquel entonces, encabezados por la industria fílmica , convencían al ciudadano común de su identificación con el aparato industrial-militar que trabajaba en favor de los intereses particulares de una élite, llamada a si misma: “Alemania”. Göbbels, ministro de propaganda del tercer reich, fue el encargado de definir el término y dotarle de una serie de principios que se mantienen vigentes. S in embargo las ideas de von Clausewitz ya tenían largo tiempo de haberse difundido y propagado al rededor del mundo y , aunque no se contase con el manual de Göbbels, se practicaba la manipulación fascista, tanto entre los aliados nazis, como entre sus enemigos. El gobierno norteamericano, para adoctrinar a su pueblo, lanzo una campaña de filmes anti-alemanes y todo genero de publicaciones, entre las que aún sobresalen los “súper héroes”, un paralelo a la idea de “super-hombre” promovida por el régimen nazi, que superaba a los últimos en fantasía y subjetividad. Los súper héroes son modelos inalcanzables en que los jóvenes fijan su admiración ciega, son depósitos perfectos de impulsos viscerales, justo como planteaba Clausewitz.

Fundación de Bretton Woods, del Banco Mundial y del FMI

Acerca de la fundación de las instituciones de Bretton Woods
Eric Toussaint*
(CADTM
El 22 de Julio 1944, termino en Bretton Woods, la conferencia monetaria y financiera de las Naciones Unidas. Para evitar la repetición de crisis del tipo de la de 1929, pero también para asegurar su liderazgo en el mundo de la postguerra, el gobierno de Estados Unidos no tardó en proyectar la creación de instituciones financieras internacionales. En 1944 nacieron en Bretton Woods el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. |1| Al principio, la administración Roosevelt era favorable a la creación de instituciones fuertes, capaces de imponer sus reglas al sector financiero privado, incluido Wall Street. Pero ante la hostilidad de los banqueros, Roosevelt dio marcha atrás. Por otra parte, el reparto de los votos en el seno del Banco Mundial y del FMI refleja la voluntad de dominio de algunas potencias sobre el resto del mundo.

Proclama. Cuartel general en Valparaíso, 22 de julio de 1820

José de San Martín

A los habitantes de las Provincias del Río de la Plata


Compatriotas: se acerca el momento en que debo seguir el destino que me llama; voy a emprender la grande obra de dar la libertad al Perú. Mas antes de mi partida, quiero deciros algunas verdades, que sentiría las acabéis de conocer por experiencia. También os manifestaré las quejas que tengo, no de los hombres imparciales y bien intencionados, cuya opinión me ha consolado siempre, sino de algunos que conocen poco sus propios intereses y los de su país, porque al fin la calumnia, como todos los crímenes, no es sino obra de la ignorancia y del discernimiento pervertido. (1)

Bretton Woods I vs. Bretton Woods II

Lic. Benjamin J. Cohen

John Maynard Keynes (1933) "El decadente capitalismo individualista internacional, en manos del cual nos encontramos tras la 1ª.G.M., no es un éxito. No es inteligente, no es bonito, no es justo y no es virtuoso. No proporciona el tipo de bienes que necesitamos."

viernes, 21 de julio de 2017

La razón gorila

Alejandro Dolina

El tema era culpar al peronismo de todo lo malo. Nada más. A él solo le importó una cosa: que el gobierno NO sea peronista. Para él: los Kirchner, Evita, Dolina, Corach, Leonardo Favio, el Papa Francisco, Rodríguez Saa, Rodolfo Walsh, Cafiero, Cámpora y el que silba la marcha de Hugo del Carril cuando limpia los vidrios, fueron, son y serán, todos iguales, son todos enemigos que pertenecen a ese movimiento maldito.

Diferencias entre Leopoldo López y los presos saharauis

David Bollero

El opositor venezolano, Leopoldo López, ha permanecido tres años en prisión antes de salir y encaminarse al arresto domiciliario en su mansión. Los 20 de los 24 presos políticos saharauis de Gdiem Izik, el Campamento Dignidad que supuso el primer antecedente de la Primavera Árabe, llevan siete años en el infierno marroquí de la Cárcel Negra. La condena a López es de 13 años y nueve meses de prisión, muy inferior a la que desde hace un día y tras esos siete años sin sentencia en firme conocen los saharuis, siete de los cuales han sido condenados a cadena perpetua.

La disputa China-EU fractura América Latina

Raúl Zibechi
Publicado el 21 de julio de 2017

Con sencillez y profundidad, Oscar Ugarteche y Armando Negrete, del Observatorio Económico Latinoamericano (Obela), trazan las nuevas fracturas tectónicas en la región en un breve y documentado artículo titulado Perspectivas de las economías latinoamericanas frente a la economía mundial (goo.gl/vGQV48).

El Grupo Clarín arrasa desde la llegada de Mauricio Macri

Federico Rivas Molina
Publicado el 6 de julio de 2017


La fusión anunciada de Cablevisión con Telecom coloca al multimedios en una posición de privilegio ante la convergencia de las redes prevista para 2018.
El Clarín


Hay que tomarse mucho más en serio el gobierno macrista

Aram Aharonian*
Publicado el 18 de julio de 2017

En un año y medio el gobierno de Mauricio Macri ha reinsertado a la Argentina plenamente en la lógica de la valorización financiera, pulverizado el mercado interno y destruido derechos.  A pesar de tanto esfuerzo requiere de ajustes todavía más salvajes en términos de disciplinamiento laboral y vaciamiento del Estado para consolidar su proyecto.

Paraguay-Bolivia. Después de la guerra. Las relaciones paraguayo-bolivianas desde el Tratado de Paz hasta 1952

Resultado de imagen para guerra del chacoLiliana M. Brezzo*
Revista Ciclos en la historia, la economía y la sociedad 

Reseña bibliografica del libro de Ricardo Scavone Yegros, Después de la guerra. Las relaciones paraguayo-bolivianas desde el Tratado de Paz hasta 1952, Asunción, Servilibro, 2013.

Un tipo de hechizo: Política y devaluación

Luis Salas Rodríguez
(CELAG)
Publicado el 1 de julio de 2016

La palabra fetiche deriva del portugués “feitiço”, que significa “hechizo”. Y la definición más común de fetichismo, la que sale en el DRAE y en los textos de consulta, reza que se trata de una forma de creencia o culto consistente en otorgar a ciertos objetos como poseedores de poderes mágicos o sobrenaturales. En principio, se supone que el fetichismo es propio del pensamiento primitivo o mágico religioso. Sin embargo, lo que la experiencia ha demostrado es que los mundos modernos y postmodernos no lo dejaron atrás, simplemente reemplazaron los viejos objetos de fetiche por otros nuevos.

Bolivia. Cuando lincharon a Gualberto Villarroel

villarroel001.jpgRogelio Alaniz

Las fotos son apenas una pálida expresión de la tragedia. En un primer plano se ve a un hombre colgado de una columna de luz; a su alrededor, los curiosos contemplando con discreto regocijo el espectáculo. Como telón de fondo el Palacio Quemado, es decir la casa de gobierno de Bolivia, porque el hombre que está colgado en esa columna con tres focos se llamaba Gualberto Villarroel y al momento de ser sacrificado por la horda era el presidente de Bolivia.

21 de julio de 1946. Linchamiento de Gualberto Villarroel, Presidente de Bolivia


El 20 de diciembre de 1943 un golpe incruento y perfectamente sincronizado llevaba al poder en Bolivia a una junta integrada por miembros de la logia, el MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario) y otros grupos, presidida por el mayor Gualberto Villarroel, uno de los inspiradores de Radepa (Razón de Patria).

Este gobierno fue cauteloso y moderado inicialmente, aunque algunos lo calificaran de “nazifascista” y lo vieran como una extensión de la Revolución del 4 de Junio de 1943 en la Argentina. Esta interpretación fue implícitamente adoptada por el Departamento de Estado estadounidense.

El aislamiento diplomático y la presión externa pusieron al gobierno de Villarroel en difícil situación y desencadenaron una crisis interna que culminó con el alejamiento de Céspedes y Montenegro, principales “cabezas” de la campaña “antifascista”. Llegó un agente confidencial Avra Warren, quien entre otras muestras de lealtad a las “democracias” –como la entrega de súbditos alemanes y japoneses a los Estados Unidos, la sustitución de civiles del MNR por oficiales del ejército- aconsejó finalmente el reconocimiento que vino luego de seis meses.

Villarroel convocó a elecciones, triunfando el MNR en la mayoría de los departamentos (Oruro, Potosí, Tarija, Santa Cruz). Junto con la mayoría de los “independientes” -aunque apadrinados por los militares- los “movimientistas” decidieron apoyar la candidatura presidencial de Villarroel.

El nuevo gabinete, integrado por militares y civiles “apolíticos”, carecía de una línea definida y no despertaba el apoyo popular. El PIR (Partido de Izquierda Revolucionaria) ganó las elecciones de diputados en La Paz, se acrecentó el aislamiento militar lo que los llevó a reforzar los organismos policiales y a adoptar una política más represiva. Ante atentados y secuestros se incrementaron la oposición de izquierda y de derecha, que denunciaron los métodos nazifascistas.

La elección de un vicepresidente aisló más al grupo gobernante. La discordia entre Radepa y el MNR minó más la poca unidad del gobierno, aislado e impopular, lo que estimuló la conspiración.

El 20 de noviembre de 1944 hubo un levantamiento militar en Oruro, los que formaron una junta de gobierno de opositores. Fue reprimida. Terminó con el fusilamiento de dos jefes militares y dos civiles. También eran matados un general, dos senadores y dos opositores detenidos en La Paz y desbarrancados en Chuspipata. Es cierto que hubo un ambiente de terror, pero fue exagerado por la oposición.

Villarroel se dio cuenta que el acercamiento al MNR era inevitable para adquirir gobernabilidad. A fines del ´44 Villarroel ofreció tres ministerios al MNR. Desde Hacienda, Paz Estenssoro, enfrentó a la gran minería, obligándola a tributar los impuestos que debía y aumentando al 63% la proporción de divisas entregadas al Banco Central. Por la guerra, auge de la actividad minera, mayores ingresos fiscales, el presupuesto se equilibró, disminuyen el ritmo inflacionario y le dan valor a la moneda.

El ministro de Trabajo también venía con reformas orientadas a la justicia social. Hubo rebaja de alquileres, planes de construcción para viviendas obreras. Los dos gremios más importantes (mineros y ferroviarios) recibieron aumentos importantes: pero no pudieron controlar las organizaciones fabriles.

Villarroel auspicio la reunión del Primer Congreso Nacional Indigenal, promoviendo la sindicalización campesina. Se prohibieron todas las servidumbres personales. Se anuló el pago de trabajo en especie.

Todas estas medidas que parecen progresistas –y seguramente lo fueron para algunos indios-, no llegaban al fondo del problema, pues no afectaban a la propiedad de la tierra. Cuando los aborígenes se movilizaron para reclamarlas, ocupando haciendas, fueron violentamente reprimidos (masacre de Las Canchas, 1945).

Masacre de Las Canchas en la región de Pando (1945).


La política de Villarroel, aunque mantenía intacta la estructura económico-social, irritaba profundamente a la Rosca y a la oligarquía terrateniente, que arreciaban su campaña opositora a través de la prensa, cuyo poder neutralizaba la propaganda oficialista. El Departamento de Estado siempre fue hostil, que con un Libro Azul vinculaban a personajes del régimen con el nazismo. Demoraron seis meses en renovar la venta de estaño, aceptando un aumento de dos centavos por libra. La izquierda, cegada por el fantasma del fascismo, atenta más a lo formal que a las medidas que el gobierno tomaba, consumaba la alianza oligárquico-izquierdista. El Frente Democrático Antifascista motorizado por el PIR reunía al partido Liberal, Republicano-Socialista, Republicano Genuino y Socialista Unificado con las organizaciones sindicales, universitarias y femeninas controladas por los comunistas.


Este fue el resultado de la conspiración de la Izquierda Boliviana en 1946, en lugar de apuntar a La Rosca de los Patiño, se ensañaron con el gobierno que mal que bien era una alternativa interesante. Roberto Hinojosa, colgado en La Paz, junto a Villarroel y otros funcionarios.
La pequeña burguesía urbana, dependiente en lo ideológico de las clases dominantes, coincidía con los “opinólogos” que se trataba de un régimen nazifascista a la boliviana.

Sobre las traiciones ideológicas de la "izquierda", que producela inmolación de Gualberto Villarroel y de sus leales compañeros: Roberto Hinojosa, Luis Uría de la Oliva, Waldo Ballivián, sacrificados por el compromiso ideológico y el amor a la patria, exponiendo heroísmo sin límite y el dar la propia vida en aras a la lealtad, lo mismo pasaría entre la dirección del PC de Bolivia y el Che Guevara 20 años después.
Resumiendo, mientras el gobierno iba despertando el apoyo de mineros y campesinos, contaba en cambio con la hostilidad de las ciudades.

En abril de 1946 La Paz demostraba su repudio al gobierno al elegir como diputado a Willy Gutiérrez, secretario de la Asociación de Industriales Mineros y director de La Razón –el diario de Aramayo-, mientras estaba encarcelado por su actividad conspirativa.

El 13 de junio estalló una insurrección de la base aérea El Alto y otros militares intentaban sublevar el regimiento Calama. El entierro de las víctimas se convirtió en una enorme movilización opositora. Se contesta con represión y Villarroel expropia La Razón y Última Hora: vespertino vinculado al grupo Hochschild.

Los ferroviarios se sumaron a la agitación y la mayoría de los obreros quedó a la expectativa. Los “rabiosos” sectores de la clase media desencadenaron la ofensiva final contra el gobierno. Primero huelga de bancarios, luego de maestros, filtrándose las organizaciones femeninas y estudiantiles. Éstos tuvieron una víctima, que precipitó la violencia por las calles de La Paz. La  Universidad era un foco de insurrección y el rector, el liberal Ormachea Zalles, gran maestre de la masonería, encabezó al movimiento.

Manifestaciones callejeras, choques de grupos estudiantiles con la policía, saqueos al comercio, las barricadas. Los ministros del MNR renunciaron y constituyeron un gobierno puramente militar. El ejército estaba dividido, pero la mayoría no apoyaba a Villarroel.


El 21 de julio de 1946 estalló la insurrección popular que, ante la pasividad de la policía y los militares, se apoderó de los edificios de la Municipalidad, la Dirección de Tránsito y el Panóptico y terminaron irrumpiendo en el Palacio Quemado, linchando a Villarroel y los pocos colaboradores que le quedaban, que fueron colgados en los faroles de la Plaza Murillo.

Así terminaba la experiencia de un gobierno, vacilando siempre entre un abstracto nacionalismo de inspiración militar y la tendencia a enraizarlo en los sectores populares, había apenas iniciado la movilización política de los grupos más poderosos –mineros y campesinos- sin llegar a concretar transformaciones fundamentales. Villarroel, convertido en mártir de la causa nacionalista, dejaba el desafío de una revolución inconclusa.


La historia que no cuenta “Argo”, ganadora del Oscar a mejor película

Mossadeghmohammad.jpgÁngel Páez
(Matriz del Sur
Enero de 2013


 Lo que hicieron los agentes de la CIA en Irán trajo como consecuencia la instalación de un régimen islámico extremista, pero en el largometraje de Ben Affleck solo se destaca el lado heroico de un operativo secreto que no representa lo que realmente sucedió.

“Mi gran pecado, quizás el más grande de todos, ha sido haber nacionalizado el petróleo de Irán y haber desmontado el sistema de explotación del más grande imperio”. (Muhammad Mossadegh )[W]