sábado, 16 de noviembre de 2013

Mi suegro

Teodoro Boot

Cuando el 11 de junio de 1956, el general Juan José Valle decidió entregarse a las autoridades para detener la ola de fusilamientos, su amigo Andrés Gabielli se entrevistó con ese hombre prematuramente calvo, de facciones talladas a hachazos que mostraban una inconmovible expresión de desconsuelo.

Sus pupilas eran dos opacas e inexpresivas bolitas marrones a las que Gabrielli resultó incapaz de penetrar.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿Qué hay detrás del gran auge económico de Israel? La ocupación

Assaf Oron
972mag[x]
El período de la historia de Israel en el que se vivió el mayor crecimiento económico, más que ningún otro momento, fue durante los seis años siguientes a la Guerra de los Seis Días. ¿Y qué avances agrícolas, industriales o de alta tecnología tuvieron lugar entre los años 1967-1973? Nada digno de mención. Más que debido a cualquier otro factor, el motivo fue el establecimiento de la empresa de la ocupación.

La batalla por Madrid

Víctor Arrogante
Nueva Tribuna[x]

«El Gobierno ha resuelto, para poder continuar cumpliendo con su primordial cometido de defensa de la causa republicana, trasladarse fuera de Madrid, y encargar a VE la defensa de la capital a toda costa». Esta fue la orden emitida por el presidente del consejo de ministros Francisco Largo Caballero al general Miajas, el 6 de noviembre de 1936. Han pasado setenta y siete años, desde que comenzara la batalla por Madrid.

Daniel Barenboim: el virtuoso como un intelectual

Maciek Wisniewski*
La Jornada[x]

    
     Una vez lo escuché en vivo: en 2011 en el Rubinstein Piano Festival en Lodz –mi ciudad natal y la del maestro Artur Rubinstein (1887-1982)–. La actuación fue un homenaje a su gran mentor, promotor y amigo que era, a pesar de la diferencia de edades (55 años). Rubinstein fue un conocido de sus padres, descendientes de judíos rusos emigrados a Buenos Aires y conoció a Daniel antes de que naciera en 1942, aún en el vientre de su mamá. Cuando los Barenboim se mudaron a Israel, Daniel no se olvidó de Argentina, aunque en principio los vínculos eran forzados: varias veces tuvo que viajar para que le postergaran el servicio militar. Una vez se fue con la carta de justificación de Rubinstein. Para elniño prodigio, que empezó como solista a los 10 años (el año pasado por estas fechas festejaba sus 70 años de vida y 60 de carrera), el maestro polaco fue un modelo y guía. Cuando Barenboim, ahora más conocido como director, empezó a dirigir las orquestas (trabajando luego con las mejores del mundo, hoy a cargo de la Staatskapelle de Berlín), Rubinstein fue el primer solista que condujo. El argentino tenía 25 años. El polaco, 80. Pero tal vez la más importante lección para Barenboim fue el amor a los libros y a un lado intelectual de la profesión, algo a veces descuidado por otros músicos. Rubinstein decía que no tenía amigos pianistas porque el único libro que tienen es la sección amarilla.

El “trabajo italiano” del Pentágono



David Vine*
TomDispach[x]

El Pentágono ha pasado las últimas dos décadas pagando cientos de millones de dólares de impuestos en bases militares en Italia, convirtiendo al país en un centro cada vez más importante para el poder militar de EEUU. Especialmente desde el comienzo de la Guerra Global contra el Terror en 2001, el ejército ha ido desplazando su centro de gravedad desde Alemania, donde estaba la gran mayoría de las fuerzas estadounidenses en la región desde el final de la Segunda Guerra Mundial, hacia el sur europeo. En el proceso, el Pentágono ha convertido a la península italiana en una plataforma de lanzamiento para futuras guerras en África, el Medio Oriente y más allá. En bases en Nápoles, Aviano, Sicilia, Pisa y Vicenza, entre otras, los militares han gastado más de 2.000 millones de dólares solo desde el fin de la Guerra Fría y esa cifra no incluye otros miles de millones más en proyectos de construcción, operativos y gastos de personal. Mientras que el número de tropas en Alemania se ha reducido de 250.000 a cerca de 50.000, hay 13.000 soldados estadounidenses (y 16.000 familiares) en las bases de Italia en unos números que coinciden con los de su máximo apogeo durante la Guerra Fría. Eso significa, a su vez, que el porcentaje de fuerzas de EEUU en Europa, con sede en Italia, se ha triplicado desde 1991, del 5% al 15% [de todas las estacionadas en Europa].

lunes, 11 de noviembre de 2013

Ignacio Ramonet: “Los indignados denuncian una globalización que les ha arrebatado el poder a los políticos”

Hector Cossio
El Mostrador[x]
El director de la edición en español de Le Monde Diplomatique fue el principal organizador del primer Foro Social Mundial en Porto Alegre el 2001, que congregó a más de 12 mil personas, en respuesta al poder de las entidades financieras y su globalización. El fin de semana estuvo en Chile en el marco del Filsa y Cultura+Ciudad conversó con él respecto del papel que actualmente le toca jugar a los movimientos sociales que se alzan contra las políticas oficiales.