sábado, 18 de enero de 2014

Cómo Ratzinger aniquiló la iglesia del pueblo en América Latina

Marc Vandepitte
Indymedia Belgica[x]


José Ratzinger es conocido fundamentalmente como Papa, pero sus principales hazañas, deben buscarse durante el período en que era Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En este cargo fue efectivamente el arquitecto de una de las mayores campañas ideológicas y políticas de la posguerra, lo que se llamó la «Restauración».

Argentina ayudó al programa nuclear de Ben-Gurion Israel, la compra secreta de uranio

William Burr y Avner Cohen
Foreignpolicy[x]

A mediados de julio de 1964, el Departamento de Estado y la CIA enviaron un mensaje conjunto pidiendo a las embajadas de Estados Unidos en Argentina e Israel de revisar un informe de inteligencia no verificado. Querían saber si los argentinos habían acordado vender a Israel entre 80 y 100 toneladas de óxido de uranio o "pastel amarillo", un producto esencial para alimentar un reactor nuclear y lo que éste produce, el plutonio, que puede ser utilizado en armas.

El Salvador: Los Acuerdos de Paz, 21 años después de la finalización del conflicto armado

Rudis Yilmar Flores
Alai[x]
Enero de 2013

El debate de la transición de posguerra en El Salvador continua abierto, veintiún años de iniciado este proceso. Uno de los aspectos cruciales de la discusión es la dimensión democrática de esta transición, en todo caso se pensó que si se daba esta transición, esta debía ser necesariamente democrática, pero la realidad demostró que no se trataba de algo mecánico que nos conduciría a un régimen de estas dimensiones.

Positivismo y Educación en la era de Roca

 Pablo Carvallo
París, abril de 1952

El conquistador del Desierto tenía 54 años al comenzar su se­gunda presidencia. Su figura se había redondeado; la mirada era siempre serena, teñida de ironía. La calva precoz y los escasos ca­bellos blancos añadían gravedad a la juvenil estampa del general, que había tenido en un puño a la República durante las últimas dos décadas. Hacía veinte años había entrado a la orgullosa ciudad con cuarenta mil soldados de línea; con ese acto había decapitado la hegemonía portuaria, y puesto fin a la dominación del partido mitrista.

viernes, 17 de enero de 2014

Romper el encanto neoliberal Europa, terreno de lucha

Euronomade [x]


Quienes, como nosotros, no tienen intereses electorales, están en la mejor posición para reconocer la gran importancia que tendrán en 2014 las elecciones al Parlamento Europeo. Es fácil prever que en la mayor parte de los países implicados habrá un elevado abstencionismo y una significativa afirmación de las fuerzas “euroescépticas”, unido a la retórica de la “soberanía nacional”, a la hostilidad frente al euro y a los “tecnócratas de Bruselas”. Para nosotros, no se trata de nada bueno. Estamos convencidos desde hace tiempo de que tanto bajo el perfil normativo como bajo la acción gubernamental y capitalista, hay una Europa cuya integración ha traspasado el umbral de lo irreversible. El realineamiento general de los poderes en la crisis —en torno a la centralidad del Banco Central Europeo y lo que se define como “federalismo ejecutivo”— ha modificado ciertamente la dirección del proceso de integración, pero no ha puesto en discusión su continuidad. La propia moneda única se muestra hoy consolidada en la perspectiva de la unión bancaria: es necesario responder a la violencia con la que ésta expresa el mando capitalista, pero imaginar un retorno a las monedas nacionales significa no entender cuál es hoy el terreno en el que se juega la lucha de clases. Es verdad que Europa es hoy una “Europa alemana”, cuya geografía económica y política se va reorganizando en torno a relaciones de fuerza y de dependencia concretas, que se reflejan incluso a nivel monetario. Pero solo el encanto neoliberal induce a confundir la irreversibilidad del proceso de integración con la imposibilidad de modificar los contenidos y las direcciones, de hacer que se agite dentro del espacio europeo la fuerza y la riqueza de una nueva hipótesis constituyente. Romper este encanto neoliberal significa redescubrir hoy el espacio europeo como espacio de lucha, de experimentación y de invención política. Como terreno sobre el cual la nueva composición social de los trabajadores, de las trabajadores y de los pobres abrirá quizá una perspectiva de organización política. Luchando sobre el terreno europeo, una organización tal tendrá la posibilidad de golpear directamente la nueva acumulación capitalista. Y solo sobre el terreno europeo se puede plantear ya tanto la cuestión del salario como la de la renta, la redefinición de los derechos como la nueva dimensión del Welfare, las transformaciones constitucionales internas en los países individuales como la cuestión constituyente europea. Hoy, fuera de este terreno, no hay realismo político.

jueves, 16 de enero de 2014

Noam Chomsky: EEUU es directamente responsable de la 'brutalidad implacable' de Ariel Sharon

Noam Chomsky
Democracy Now!



 Conversando con Amy Godman de Democracy Now este lunes, el reconocido lingüista y politólogo Noam Chomsky no escatimó críticas en su estimación de la vida del recientemente fallecido es primer ministro israelí, Ariel Sharon.

La economía, el brazo armado de la derecha

Francisco Balázs
Tiempo Argentino [x]
En su habitual conferencia de prensa diaria, el jefe de Gabinete afirmó ayer por la mañana que entre los objetivos del gobierno se encuentra aumentar las exportaciones, lograr el autoabastecimiento energético y continuar con el crecimiento macroeconómico de carácter sustentable. "Es una discusión central, política e ideológica."

Negociaciones por un acuerdo Mercosur-UE: Decisiones clave

Jorge Marchini
Alai [x]

La trascendencia de las negociaciones en marcha para la firma de un acuerdo de liberalización económica y comercial del MERCOSUR con la Unión Europea (UE) requiere que éstas sean conocidas en forma amplia y puestas en debate público.  Deben eliminarse sin más demora los niveles de confidencialidad que hoy exigen los negociadores europeos y contradictoriamente defienden como “comprensible” voceros del establishment local que no temen criticar públicamente (¿o cínicamente?) “la falta de transparencia” o reclamar “mayor control democrático de la gestión pública”.  Existe el peligro de aceptar una negociación a libro cerrado y como hecho consumado, para luego recién ser puesta a consideración pública y parlamentaria.

miércoles, 15 de enero de 2014

Malestar Avanzado


Joseph Stiglitz
Projet-Syndicate [x]
Incluso antes de la recesión, el capitalismo al estilo estadounidense no funcionaba para una gran parte de la población. La recesión solo puso más al descubierto sus asperezas.

Odioso y golpista editorial del "The Wall Street Journal" contra Argentina

Emir Sader
Carta Maior [x]


El que leyera la descripción que la periodista de The Wall Street Journal hace de Buenos Aires, tendría la nítida impresión de que ella habla de la Buenos Aires de la crisis de 2001-2002: “Una sensación de premonición se cernía sobre la ciudad. La economía estancada, la inflación en alza, el capital saliendo del país y los porteños de todos los ámbitos preparados para una tormenta y resignarse a las penurias que llegarán a esta ciudad porteña” (Ver nota).

¿Una nueva mirada a 1914?

Joseph S. Nye

Projet-Syndicate[x]

Este año se cumple un siglo de un acontecimiento que transformó la historia moderna. En la Primera Guerra Mundial perecieron cerca de 20 millones de personas, destruyéndose una generación de jóvenes europeos. También cambió de manera fundamental el orden internacional en Europa y el resto del mundo.

A veinte años del TLCAN A México le pudo haber ido peor, pero no está claro cómo

Mark Weisbrot*
The Guardian [x]


Fue hace 20 años que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre EE.UU., Canadá y México fue implementado. Acá en Washington, D.C., la fecha coincide con un brote de la bacteria criptosporidio en el suministro de agua de la ciudad, que obligó a los residentes a tener que hervir el agua antes de beberla. La broma en la ciudad era, “¿Ves lo que pasa? El TLCAN entra en efecto y acá no se puede beber el agua”.

martes, 14 de enero de 2014

Cristina conducción

Enrique Masllorens
Tiempo Argentino [x]
Sobrevuela por ámbitos cercanos al kirchnerismo una falacia, o al menos una simplificación inaceptable, que propone una distancia o la pertenencia a distintas esferas de lo ético y de lo político.

¿De la caprilización a la descaprilización?

Mariano Fraschini
Artepoñitica [x]

Desde hace mucho tiempo, insistimos en este blog sobre la nueva estrategiaopositora que tuvo epicentro en Venezuela, luego de la emergencia del primer liderazgo opositor que desafió con cierto éxito al imbatible chavismo y que poco a poco fue extendiéndose al resto de la región. Henrique Capriles, gobernador del Estado Miranda se convirtió en el principal líder opositor al oficialismo venezolano y le señaló, al resto de sus homónimos sudamericanos, una estrategia novedosa para enfrentar a los gobiernos antineoliberales, que aquí llamamos caprilización. La misma, como ya se escribió, consistía en tomar (o apropiarse de) una parte de la agenda oficial y ofrecerse como el espacio capaz de subsanar los “males” que habitan en el modelo. La lógica opositora, entonces, apunta a valorar y tomar como propio las banderas de lo “bueno” y criticar con firmeza los “debe”, presentándose más como “la solución” que como la “oposición”. Este camino es el que están comenzando a transitar las oposiciones sudamericanas con cierto éxito: Massa en Argentina y Marina Silva en Brasil, por mencionar algunos.Esta estrategia opositora, que por supuesto se encuentra hoy en el plano de lo discursivo, se asienta, entonces, en los cuántos de continuidad y ruptura expresan.

Ariel Sharon, el final de un criminal de guerra

Alain Gresh
Le Monde diplomatique [x]

El general Ariel Sharon se extinguió el sábado 11 de enero después de largos años en coma. El presidente François Hollande publicó un comunicado calificado por Le Point de «lapidario»: «Fue un actor principal en la historia de su país. Tras una larga carrera militar y política optó por volverse hacia el diálogo con los palestinos. Presento mis sinceras condolencias a su familia y al pueblo israelí»

El FBI, la NSA y la revelación de un viejo secreto

Amy Goodman y Denis Moynihan
Democracy Now! 

Esta semana, surgió nueva información acerca del robo y la filtración a la prensa de documentos clasificados del Gobierno de Estados Unidos que revelaron un amplio programa de vigilancia ultra secreto del Gobierno. No, la noticia no está relacionada con Edward Snowden y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), sino con un grupo de activistas opositores a la guerra de Vietnam que cometieron uno de los robos más audaces de secretos del Gobierno en la historia de Estados Unidos, lograron evitar ser capturados y permanecieron en el anonimato durante cuarenta años. Entre ellos había dos profesores universitarios, una maestra de guardería y un taxista.

El encubrimiento de las operaciones clandestinas de EE.UU. Los secretos de las fuerzas armadas militares

Nick Turse
Tom Dispatch [x]


“Oye tipejo, no necesito participar en estos juegos estúpidos. Sé lo que tratáis de hacer”. Y el mayor Matthew Robert Bockholt colgó el teléfono.

lunes, 13 de enero de 2014

El teólogo de la liberación Rubén Dri opina sobre el papa Francisco I

Diego M. Vidal
La Rosa Blindada [x]

Ahora no es contra los comunistas como con Juan Pablo II. Es hacer frente a los movimientos populares latinoamericanos que plantean una alternativa al capitalismo.

La historia económica argentina y el endeudamiento externo

Mario Rapoport
Diario BAE [x]

Desde vertientes diferentes y en distinto grado, historiadores y analistas en el mundo y en Argentina empiezan a plantearse hacia las décadas de 1930 y 1940 –y no es casual porque coincide con la caída del Imperio británico, la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial–, formas diferentes de encarar la historia. Señalan, sobre todo, que la historia política y la historia económica y social están profundamente entrelazadas; que la sociedad tiene diversos niveles de análisis estructurales y superestructurales (en los que interactúan el Estado y las clases sociales); que los factores internos y externos en un capitalismo globalizado se hallan cada vez más vinculados y aparecen nuevos actores no estatales con los que hay que negociar, como los organismos financieros internacionales; que los tiempos históricos también juegan para explicar la sociedad actual.