jueves, 10 de agosto de 2017

La Martona, cuna de la industria lechera nacional

Fundada por Vicente Lorenzo Casares (1) en 1889, La Martona (2) fue la primera industria láctea del país. Conocé su historia y sus protagonistas.
La Martona en Vicente Casares.El estado actual de la fábrica La Martona, frente a la estación de Vicente Casares.
El nombre "La Martona" deriva de "Marta", la fornida hermana de don Vicente y madre del escritor Adolfo Bioy Casares.
La fábrica –que aún se conserva frente a la estación ferroviaria de Vicente Casares, en el partido de Cañuelas– procesaba la leche proveniente de 52 tambos distribuidos en las 7 mil hectáreas de la estancia San Martín.
Su imagen característica era la cabeza estilizada de un gato, la marca que se utilizaba para herrar el ganado.
Otro sector de las instalaciones abandonadas de La Martona.
En 1886 Casares dio los primeros pasos mediante la producción de quesos, pero los resultados no fueron exitosos porque no existían buenos métodos de refrigeración.
Tres años más tarde surgió La Martona, con una idea fundamental, novedosa en el país: su proyecto consistía en organizar un sistema integrado de producción, que atendiera las tres etapas productivas: la agropecuaria, la industrial y la comercial.
En el aspecto productivo, La Martona se caracterizó por sus grandes avances tecnológicos. Desde 1890 utilizó papel sulfurizado para envasar la manteca (antes de eso se usaban trozos de tela). En 1893 inició las primeras exportaciones de este producto hacia Inglaterra.
Interior del local de venta de La Martona,
 de principios del siglo XX, en Buenos Aires.
En 1902 comenzó a producir dulce de leche en forma industrial siguiendo las recetas tradicionales de la colonia.
Hacia el año 1916 adquirió la primera desnatadora Westfalia que hubo en el país, traída desde Oelde, Alemania. En 1941 –antes que en Estados Unidos– implementó los camiones térmicos para recolectar la leche en los tambos.
En 1960 instaló una empaquetadora de manteca de alta velocidad; en 1961 introdujo el envase de cartón para la leche fluida; y en 1962 instaló laprimera embotelladora en el país capaz de llenar y cerrar 12.000 botellas por hora. En los ‘70 desarrolló, en forma pionera, el yogur con colchón de frutas y el jugo de naranjas en botellón de vidrio.
El periodista francés Jules Hert, en una visita que realizó a Cañuelas en 1911, escribía: "Debo subrayar el hecho de que el establecimiento La Martona sobrepasa en el tratamiento higiénico de la leche a todos los de las capitales europeas, excepto Copenhague. La gran lechería Balle que distribuye a Berlín la mayor parte de la leche de consumo no llega a tal grado de perfección sino después de la del Sr. Casares".
Todos estos antecedentes propiciaron que en el año 1989 -a cien años de la creación de La Martona- la Honorable Cámara de Diputados de la Nación declarara por unanimidad a Cañuelas Cuna Nacional de la Industria Lechera(Res. 28/9/89). La fecha se recuerda cada 27 de noviembre.
Por otra parte, el decreto 262 de 1997 declaró al caso de la estancia San Martín "Monumento Histórico Nacional".
            

Vicente Lorenzo, Vicente Rufino y Miguel Casares,
tres generaciones al frente de la empresa.



¿QUIÉN ERA VICENTE CASARES?
Nació en Buenos Aires en 1848, en el seno de una familia dedicada a la actividad comercial y financiera. En 1866, con sólo 18 años, fundó la estancia San Martín en Cañuelas, nombre que deriva de San Martín de Tours, Patrono de Buenos Aires.
En 1874 visitó el oeste de los Estados Unidos y Europa, donde recogió numerosas experiencias. Allí aprendió que para desarrollar la industria lechera hacían falta no sólo corrales para clasificar la hacienda, sino también una zona en la que pudieran ubicarse muchos tambos de abastecimiento.
Casares tuvo una intensa vida pública. Fue legislador provincial (1886), fundador del Banco Sudamericano (1888), presidente del Banco Nación (1891), fundador de Lotería Nacional (1893), candidato a vicepresidente (1898), diputado nacional (1900) y presidente del Partido Autonomista (1908).
Murió en 1910 cuando la empresa ingresaba en su etapa de consolidación y desarrollo.
Su hijo mayor, Vicente Rufino, tomó las riendas de la empresa, que funcionó hasta 1978.

Caricatura de Vicente Casares en la tapa de Caras y Caretas, 
15 de junio de 1901.

***************


Curiosidades de La Martona

Desde Borges a Cortázar; desde Arturo Jauretche hasta el origen de la palabra "patovica", todo tiene que ver con La Martona.
Julio Cortazar y Jorge Luis Borges.
LOS PATOVICAS
Hay distintas versiones sobre el origen de la palabra patovica. Una de ellas refiere que el término deriva de una variedad de patos doble pechuga que Don Vicente Casares criaba en su estancia. El andar altivo de estos patos hizo que los peones lo bautizaran con las primeras letras del nombre y apellido de su patrón: "Vi-Cas".
LA MARTONA Y LA PUBLICIDAD
Un comercial de radio que quedó grabado en la conciencia colectiva del Buenos Aires de los años sesenta decía: "Yoghurt LA MARTONA... Liviiiiaaaaniiito como una paloma!"

La Martona en una publicidad de 1968.
LA MARTONA EN VERSO
Varios son los cruces que existen entre La Martona y la producción literaria o musical. Juan Nirvassed, el mismo autor de "Hesperidina", compuso la música del tango "Hoy llegó el dulce de leche" en homenaje a los Casares, mientras que Dante Linyera en su poema lunfardo "Chamuyo al oído", confiesa:


Vos que sos una rana de la madona
rejunando de reojo mi situación
fresca como un quesito de La Martona
¡meta hacerme cosquillas en el corazón!

JULIO CORTÁZAR
El gran escritor argentino definió al Río de la Plata como "el río color dulce de leche La Martona".
HONORIO BUSTOS DOMECQ
Fue el seudónimo que usaron Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares para escribir varias obras en conjunto, aunque en realidad el primer texto que publicaron en colaboración fue "La leche cuajada La Martona - Estudio dietético sobre las leches ácidas" (1936) con el único objetivo literario de resaltar las virtudes de la bebida.


En un reportaje que le realizó Tomás Barna en 1997 Bioy recuerda el origen del aquel texto: "Mis tíos, los Casares, me encargaron -un poco como para estimularme en la literatura, aunque parezca un tanto absurdo- un folleto sobre las virtudes de la leche cuajada y el yogurt. Pagaban $ 16.- la página, que era bastante dinero. Yo sabía que Borges estaba pasando momentos de estrechez económica y le propuse que hiciéramos eso juntos. Nos fuimos a la estancia de los Bioy, que tenían en el partido de Las Flores. La casa estaba casi destruida. Hacía muchos años que habíamos arrendado el campo, y era una casa muy vieja, de 1837. El único cuarto que estaba más o menos bien era el comedor, con una chimenea. Hacía un frío tremendo. Entonces tomábamos cocoa muy espesa, y escribíamos el folleto sobre el yogurt. Aburridos por el tema, pensábamos qué bueno sería escribir, un día, cuentos. Entregados a eso, pasaron años, y un día -en casa de mis padres en la Av. Quintana 174- estaba Borges y le dije: "¡Caramba, por qué no cumplimos el deseo que teníamos entonces y escribimos algún cuento!".


En ese folleto prácticamente desconocido aparecieron los primeros elementos que constituirían el estilo de Borges: "La mezcla de citas falsas con citas verdaderas, el humor irónico y el intento de dar verosimilitud a la ficción", según destaca el crítico Alberto Vaccaro.
ARTURO JAURETCHE
El autor de "Manual de zonceras argentinas" escribió: "Fui un chico bastante lector, no sé si por precoz o porque entre los cuatro y los cinco años no pude correr a la par de los otros y tuve, en cambio, mucha cama y lectura, y bebí mucha leche y barba de choclo. Me quedó afición a las dos primeras. La afición a la leche me creó verdaderos problemas, de hombre, en Buenos Aires, porque en mi juventud era mal visto que un varón la bebiese...entraba a las Martonas mirando a todos lados..." (Arturo Jauretche).

Notas:

(1)Vicente Lorenzo del Rosario Casares, conocido públicamente como Vicente Casares (Buenos Aires, 10 de agosto de 1844 - íd. 30 de abril de 1910), fue un estanciero y político argentino, miembro de la Generación del 80 y creador de la primera industria láctea del país. Wikipedia

(2)La Martona, fundada en 1889 por Vicente Lorenzo del Rosario Casares, fue la primera industria láctea de la Argentina y una de las más avanzadas del mundo durante muchas décadas, que inició en ese país una nueva forma de manejar todos los aspectos del ciclo de un producto (producción, industrialización, y comercialización) y que funcionó hasta 1978. Wikipedia